martes, 8 de enero de 2013

Caso Pallarols


Cuando desde muchos movimientos ciudadanos, y algún partido como UPyD, se aboga por una regeneración democrática, por una forma diferente de hacer y explicar las cosas, nos referimos exactamente a lo contrario de lo acontecido ayer en el caso Pallarols.

¿Qué me has pillado? No pasa nada, casi dos décadas después lo devuelvo y listo. No hay más.

Nadie va a investigar cómo y quiénes llevaron a cabo ese fraude con los fondos europeos, nadie va a tirar del hilo por si acaso hay casos relacionados y no hablamos sólo de este… y ni que decir tiene del beneficio que eso pudo reportarle al partido Unió Democrática, y que ahora, simplemente devolviendo el dinero, no se restituye.

Algunos, en su momento, aseguraron que este caso no tenía fundamento y que, en caso de que se demostrase que era cierto, incluso se dimitiría. A partir de hoy estoy esperando a que el señor Durán y Lleida dé una explicación al respecto, que haga encaje de bolillos para decir digo donde dijo Diego, y contentar a los suyos con un discurso clientelar que no resuelva siquiera su mala conciencia.

Y lo peor de todo esto es que esta banda de presuntos implicados forma parte del actual descalabro político catalán, en forma de gobierno. Lo peor es que estos personajes deciden sobre la educación, la sanidad, y en definitiva, sobre el futuro de las generaciones de catalanes que están por venir. 

Los actuales votantes ya saben lo que votan, ya saben a qué tipo de políticos están votando. A partir de ahí, que cada palo aguante su vela.

1 comentario:

sonia Esquina dijo...

Mi nombre es Sonia Esquina García, espero que ese nombre te diga algo.
Me gustaría contactar contigo.
saludos,
Sonia